Cómo protejer la piel contra el cáncer

El sol puede ser un gran aliado cuando se trata de broncearse y disfrutar. Lamentablemente, es uno de nuestros enemigos cuando nos olvidamos de algo primordial en días soleados: usar protección. Si no nos cuidamos puede haber un crecimiento anormal de células en la piel debido a la exposición al sol, el que puede incluso llegar a causar un cáncer de piel.

El 04 de febrero se conmemora el Día Mundial de Prevención del Cáncer, por lo que queremos ayudarte a prevenir y reconocer las señales.

¿Dónde se manifiesta el cáncer de piel?

Este tipo de cáncer aparece principalmente en las zonas más expuestas al sol, como el rostro, el cuello, los brazos y las manos, pero puede formarse en cualquier parte del cuerpo; afectando a las personas de todos los tonos de piel, sin discriminar.

Reconoce al enemigo

Existen tres tipos de cáncer de piel: Carcinoma Basocelular, Carcinoma Espinocelular y Melanoma.

El primero se produce en áreas del cuerpo más expuestas al sol, como el rostro o el cuello. Pueden aparecer como

  • Un bulto ceroso o perlado
  • Una lesión plana, parecida a una cicatriz café o color piel.
  • Una úlcera con costra o sangrante que se cura y aparece nuevamente.

El segundo también se produce en áreas del cuerpo expuestas al sol, pero es más propenso a desarrollarse en áreas cubiertas en las personas de piel más oscura. Puede aparecer como

  • Un nódulo rojo y firme
  • Una lesión con una superficie escamosa y con costras.

Finalmente, el melanoma puede formarse en cualquier parte del cuerpo, en piel normal o en un lunar que ya existe. Aparece más frecuentemente en el rostro o el torso de los hombres y en las piernas de las mujeres. También puede formarse en piel que no ha sido expuesta al sol, en cualquier tipo de piel. Los signos de melanoma son

  • Área grande y café, con partes más oscuras.
  • Un lunar que cambia de color, tamaño, sensación o que sangra.
  • Una lesión pequeña, con borde irregular y partes de color rojo, rosa, blanco, azul o azul oscuro.
  • Una lesión que pica o arde.
  • Lesiones oscuras en palmas, plantas de los pies, yemas de los dedos o recubrimiento de las mucosas de la nariz, boca, vagina o ano.

¿Cómo podemos protegernos?

Es muy simple, se debe reducir y/o evitar la exposición a la radiación UV, cuidando tu piel con protectores solares o evitando la sobre exposición al sol. Un bronceado no vale la pena si debes pagar con cáncer

Una buena manera también es realizarte exámenes preventivos, ya que la detección temprana de este tipo de cáncer viene con una mayor probabilidad de que el tratamiento sea exitoso.

Cuidar de tu piel con protector solar es la mejor herramienta, pero estos son más consejos que puedes seguir para mantener tu piel sana y saludable:

  • Evitar el sol durante el mediodía, cuando más fuerte golpean los rayos UV.
  • Evitar camas solares, ya que emiten radiación UV, la que incrementa el riesgo de tener cáncer.
  • Tener cuidado con los medicamentos fotosensibles, ya que algunos pueden generar más daño que cuidado. ¡Sólo úsalos bajo la receta de un especialista!

Es nuestra responsabilidad cuidar de nuestra piel y debemos motivar a quienes amamos a que sean responsables con la suya. En Lasertam ponemos como prioridad la salud de nuestros clientes, por lo que los invitamos a seguir estas precauciones. ¡En Lasertam, te cuidamos!

Fuente: Clínica Mayo

Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.